ATENCIÓN TORTUGUEROS!

ATENCIÓN TORTUGUEROS! EL BLOG ESTÁ EN REMODELACIÓN PROXIMAMENTE NUEVAS ENTRADAS DISPONIBLES

10/6/11

Vieja pero feliz...

¿Cuánto vive una tortuga?

Es difícil decir con exactitud la edad que tiene una tortuga, pero la mayoría de las especies son más longevas que las personas. En el caso de la tortuga terrestre argentina puede llegar a vivir entre 80 y 100 años, otro tipo de tortugas como las tortugas terrestres europeas pueden vivir hasta 120 años mientras que algunas especies más pequeñas solamente alcanzan edades de 40 a 60 años. Pero también hay excepciones a esta regla por que existen datos de una pequeña tortuga de caja del este de los estados unidos que vivió 120 años. 
Las tortugas gigantes pueden vivir más de 200 años.



En la naturaleza en cuanto los mamíferos y las aves presentan la más mínima señal de debilidad caen víctimas de sus predadores naturales y jamás alcanzan edades tan avanzadas como las de sus congéneres que viven en cautividad. El caso de las tortugas es muy distinto. Las tortugas corren mucho más peligro cuando son pequeñas por que su caparazón es blando y pesan muy poco. A medida que va ganando talla y peso cada ves dependen menos de su rapidez de reacción y de su capacidad para huir.



Esta protegida por una fuerte coraza que ira haciéndose más gruesa y robusta con el paso de los años. Puede que su olfato ya no sea tan fino y que su vista sea algo deficiente, pero una tortuga vieja puede desenvolverse perfectamente en un entorno que le sea familiar.

Cosas que cambian con la edad:

COMPORTAMIENTO: La tortuga se vuelve más tranquila, sus movimientos son más lentos y pausados. Parece como si le pesara el caparazón. 

ALIMENTACIÓN: El aparato digestivo de las tortugas de avanzada edad ya no absorbe las vitaminas y los minerales con la misma eficacia que antes, sino que los excreta. Es importante añadir estos nutrientes a su alimentación habitual.

PIEL Y CAPARAZÓN: La piel y el caparazón son más gruesos y pierden elasticidad. Ya no tienen la brillante coloración de las jóvenes.

VISIÓN Y OLFATO: Es probable que la tortuga vaya perdiendo visión con la edad y que su retina sea menos sensible. También es posible que su sentido del olfato sea menos sensible.

ACICALAMIENTO: A las tortugas no es necesario cuidarles mucho su aspecto externo, ni siquiera cuando son viejas, siempre y cuando dispongan de piedras y troncos contra los que puedan frotarse cuando lo deseen. 

SALUD: Hay que tener en cuenta que si la tortuga ya es vieja tendrá menos resistencia a las enfermedades. Hay que cuidar al máximo su salud y las condiciones ambientales en que vive. 





La despedida:

Los niños y también los adultos suelen encariñarse mucho con sus animales domésticos, especialmente si se han encargado de cuidarlos a diario. Al igual que otra mascota, la tortuga puede convertirse en amiga y compañera. No es extraño que la muerte de una tortuga sea un trago muy amargo para toda la familia. 
Muchos adultos sufren durante semanas o meses por la perdida de su tortuga. En nuestra sociedad actual tendemos a apartar la muerte de nuestras vidas y nos cuesta mucho hablar de ella, pero es importante tomarse esos sentimientos muy en serio. Al aceptar la muerte como parte natural de la vida también aceptaremos la tristeza que nos causa la desaparición de un ser que había significado tanto para nosotros. 

4 comentarios:

  1. Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

    ResponderEliminar
  2. Si es verdad lo que decis pero acordate que es mejor adoptar que comprar. Las tortugas no son mascotas. Suerte!

    ResponderEliminar
  3. Tengo 4 tortugas que las encontro mi papa en la ruta desde q tengo 5 años .. ahora tengo 20 :D y siguen conmigo (L) Son hermosas! besos!

    ResponderEliminar

Gracias por escribirnos tu comentario será aprobado y publicado a la brevedad.