ATENCIÓN TORTUGUEROS!

ATENCIÓN TORTUGUEROS! EL BLOG ESTÁ EN REMODELACIÓN PROXIMAMENTE NUEVAS ENTRADAS DISPONIBLES

17/4/11

¿Que saber cuando llega la hibernación?

Cuando acaba el verano y las temperaturas descienden, la tortuga comienza el período de hibernación naturalmente (abril-comienzo octubre), reduciendo su metabolismo al mínimo. Es importante en este período evitar que se entierre pues puede ser considerada alimento por un ratón o estar expuesta a la lluvia, enfermarse y morir. Durante la hibernación, si la tortuga despierta, no debe ser alimentada.


La tortuga no necesita hibernar para vivir bien, hiberna si baja la temperatura del medio ambiente, nosotros tenemos un invierno frío, entonces su metabolismo baja e hiberna, o sea se entierra varios centímetros bajo el suelo donde los cambios de temperatura no son bruscos y vive de sus reservas grasas. 
En zonas muy calurosas, como ser La Rioja, Santiago del Estero, no hibernan nunca. 
Si permitimos que hiberne una tortuga enferma, o que no haya vaciado bien su intestino o que tenga huevos dentro la exponemos a un grave riesgo de vida. Hay que solucionar ese problema antes o no dejarla hibernar.

Por otro lado, La hibernación es un fenómeno que experimentan las tortugas de forma natural y que no debería afectar a los sujetos robustos y sanos.


La hibernación es importante por muchas razones:
·     Mantiene una actividad tiroidea normal.
·     Estimula la actividad sexual de los machos y sincroniza la ovulación de las hembras.
·     Parece que alarga la esperanza de vida de las tortugas.
·     En las especies que hibernan el apetito baja fuertemente en invierno. Guardar un ritmo metabólico sostenido puede generar problemas.

Evidentemente no es lo mismo que las tortugas realicen el proceso de hibernación al cobijo del hogar, donde suele haber calefacción, o al menos las condiciones meteorológicas están controladas, que en el exterior, aunque busquen un refugio. 
Los periodos recomendados son:

· Para las hibernaciones en el exterior: duración de cinco a seis meses.

· Para las hibernaciones en el interior: el periodo más corto posible.


Después de la hibernación:

Los primeros días conviene hacerles baños tibios en agua. Éstos estimularán la ingestión de líquido, la rehidratación y la toma de alimentos al cabo de de entre 2 y 10 días.
Los baños también permitirán limpiar bien las tortugas.
Hay que controlar la pérdida de peso. Una disminución de entre el 2 y el 7% del peso inicial es aceptable.
Al principio la alimentación será de solo unas pocas verduras. Después, de forma progresiva, se aumentará cualitativa y cuantitativamente durante una semana.
Una ausencia de ingesta de líquidos de 10 días o una anorexia de más de tres semanas serán motivo de llevarla a la veterinaria. 
                    

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por escribirnos tu comentario será aprobado y publicado a la brevedad.